Publicado: 26 de Julio de 2017

El pasado 7 de julio el Consejo de Ministros aprobó el real decreto que actualiza la reglamentación de las instalaciones de suministro de carburantes a vehículos, a instancia del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. 

Este real decreto establece en cuanto a la nueva normativa de seguridad, que las gasolineras desatendidas, que funcionan sin empleados, deberán contar entre otras medidas, con cámaras de seguridad y estar conectadas a una central receptora de alarmas.

Esta medida afecta al medio millar aproximado, de estaciones de servicio sin personal que operan en España y según su patronal, la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (AESAE), la nueva normativa supone un paso adelante que el sector necesitaba para desarrollarse y acabar con el impedimento de la seguridad que algunas administraciones ponían a este tipo de establecimientos.

Los proveedores de sistemas de seguridad ya han instalado este tipo de sistemas en las gasolineras más nuevas de reciente apertura, pero las que no estén equipadas deberán ponerse en contacto con estos profesionales para adaptar su instalación a la nueva normativa.