Publicado: 11 de Septiembre de 2017

Continuación del artículo Distintos tipos de cajas fuertes para distintas necesidades - Parte 1 (Cajas fuertes domiciliarias) 

Dentro de las cajas fuertes profesionales o para negocios y empresas, tenemos una amplia gama destinada a cubrir las distintas necesidades de profesionales, pequeños negocios y comercios, y todo tipo de empresas. Según el tipo de usuario y uso existen distintos tipos de configuraciones y de grados de homologación y seguridad según las normativas de la Unión Europea y la Ley de Seguridad. 

Entre los diversos tipos de cajas fuertes profesionales contamos con: cajas fuertes empotrables, cajas fuertes de sobreponer o superficie, cajas fuertes especiales para mercado regulado, cajas y armarios ignífugos, armarios fuertes, cajas guardallaves, cajas fuertes con ranura o depósito para retail o comercio minorista, cajas fuertes certificadas con depósito de fondos, máquinas de gestión de efectivo, cajas fuertes ensambladas y cámaras acorazadas. 

- Cajas fuertes empotrables: se pueden empotrar en un hueco de la pared o del suelo, quedando solo visible el frontal de la puerta, por lo que se ahorra mucho espacio y se puede ocultar fácilmente tras otro elemento. Es necesario contar con el espacio para el hueco necesario y hacer obra. Tienen una gama de tamaños más limitada. 

Cajas fuertes de superficie: se pueden colocar sobre cualquier superficie sin realizar ningún tipo de instalación, o bien anclarlas al suelo o la pared mediante pernos. Fáciles de colocar y de acceso directo. Disponen de una amplia gama de tamaños y volúmenes, materiales y diseños. Cuentan con diversos grados de seguridad según normativa.

- Cajas fuertes especiales para mercado regulado: son cajas fuertes certificadas que ofrecen una resistencia homogénea superior frente a ataques con herramientas de última generación. Están indicadas, e incluso son obligatorias para negocios regulados e instalaciones críticas y de alto riesgo, como son: bancos, joyerías, administraciones de lotería, salas de juegos, depósitos de explosivos, refinerías, etc. Cuentan con triple protección contra robo, incendio y explosión. Y están certificadas con grados de seguridad de IV a VI.

- Cajas fuertes ignífugas y armarios ignífugos: disponen de diversos grados de seguridad contra el rogo y de certificados de protección contra el fuego para documentos y soportes informáticos o electrónicos. Existen diversos volúmenes y tamaños, con variedad de accesorios interiores. 

- Armarios fuertes: son armarios de seguridad diseñados para garantizar la seguridad y confidencialidad de la documentación del negocio. Con diversidad de volúmenes y tamaños, aseguran la documentación sensible contra robo, espionaje, curiosidad e indiscreción, siendo utilizados por todo tipo de empresas y organismos oficiales. 

- Cajas fuertes guardallaves: están diseñadas en varios tamaños y volúmentes, y concebidas para la custodia segura de las llaves importantes de la empresa o negocio. Puelen contar con ranura para depositar las llaves desde el exterior y sistema antipesca para que no se puedan extraer desde fuera. 

- Cajas fuertes para retail o comercio minorista: son cajas fuertes destinadas al comercio minorista para poder depositar dinero desde el exterior sin tener que abrir la caja. Para ello cuentan con una ranura o depósito frontal a través del cual depositar los ingresos sin tener que acceder al interior a través de la puerta. 

- Cajas fuertes certificadas con depósito de fondos: son cajas fuertes certificadas con distintos grados de seguridad, que disponen de un depósito suplementario para depositar los valores desde el exterior sin necesidad de abrir la caja fuerte. Los depósitos se pueden instalar en posición frontal o posterior, facilitando así el acceso a los mismos viendo la caja al completo, o a través de una pared en la que solo se vería la ranura (con la caja en otro habitáculo).

- Máquinas de gestión de efectivo: son sistemas compuestos por una caja fuerte, un depósito y un software que en conjunto sirve para el depósito y reciclaje de dinero en efectivo en diversos tipos de negocios. A través de estos sistemas se pueden gestionar también cobros con devolución de cambio de billetes y monedas, e identificación de billetes falsos. Existe una amplia variedad de soluciones, incluso para la gestió completa del ciclo de efectivo de uno o varios negocios, contando con varios grados de seguridad. 

- Cajas fuertes ensambladas: son una alternativa a las cámaras acorazadas. Se trata de una cámara compuesto por elementos separados que se ensamblan en el propio local pudiendo adaptarse perfectamente al espacio disponible. Cuentan con los máximos requerimientos de seguridad y se pueden adaptar los interiores a distintas necesidades. 

- Cajas fuertes acorazadas: son cajas fuertes de alta seguridad para empresas y negocios que operan con altos requerimientos de seguridad. Están diseñadas para resistir a los ataques más sofisticados. Se pueden construir a medida y cuental con los más altos estándares de seguridad. Se pueden combinar con otros sistemas de seguridad como alarma, videovigilancia, sensorización, etc. 

Al igual que en las cajas fuertes domiciliarias, debemos tener en cuenta que disponemos de distintos tipos de cerradura para nuestra caja fuerte